viernes, 19 de agosto de 2016

Las herramientas: manuales y eléctricas

Ferretería

El término “herramienta”
La etimología de la palabra herramienta tiene su origen en el proveniente del término latín Ferramentum, el cual es una palabra compuesta por los términos ferrum que quiere decir hierro y mentum que se refiere a un instrumento o artefacto. Se cree que éste término se originó a partir de dichas palabras puesto que en sus inicios las herramientas solían estar hechas únicamente de hierro y se utilizaban de forma mecánica, característica que se sigue manteniendo hoy en día.

Las herramientas son objetos creados por los seres vivos para facilitar alguna acción, usualmente de la vida diaria o cotidianidad. Antes se creía que la diferencia esencial entre los seres humanos y el resto de las especies radicaba en la utilización de herramientas; se suponía que la utilización de utensilios como cubiertos, palas, plumas, eran propias de las personas, era parte de la evolución del humano; sin embargo, en el presente siglo la ciencia aceptó el hecho de que los animales también tienen la capacidad de usar herramientas.

Las primeras herramientas que usaron los seres humanos hace 3000 años aproximadamente, fueron elementos que encontraron en la naturaleza: rocas, palos y otros que comenzaron a tallar con otras rocas, a sacarles filo y darles formas adecuadas como lanzas, cuchillos, hachas serruchos... las cuales fueron evolucionando hasta las que conocemos hoy en días.

Las herramientas que usamos hoy en día y se encuentran en ferreterías se dividen en dos:


  • Herramientas manuales: son aquellas que nos facilitan, específicamente, realizar una tarea mecánica que requiere de cierta aplicación de energía; por “mecánica” nos referimos a que requiere movimiento y/o altera el estado de un objeto y por “energía” a la fuerza que empleamos para ello. Un ejemplo son las palancas.
  • Herramientas eléctricas: básicamente, son aquellas que funcionan con electricidad y que poseen una máquina incorporada para el movimiento (motor). Un ejemplo son los taladros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada