Como revender tus piezas de arte y ganar dinero

Poner a la venta o revender tus cuadros online de arte, ya sea individualmente o como un lote completo, puede ser tan exigente y consumir tanto tiempo como empezar la colección originalmente. Antes de tomar esta decisión tan importante, en primer lugar debes hacer que las piezas sean evaluadas de manera profesional e independiente.
No confíes en la galería o la casa de subastas para hacer esto, ya que ellos querrán obtener una mayor ganancia. Además, debes tener en cuenta la comisión que cobra cada lugar en particular.


Los servicios más adecuados para revender tus piezas de arte:
La ventaja que tienen los distribuidores y las galerías sobre otros lugares, es su red de clientes. En realidad, pueden ser capaces de acelerar una venta de manera directa y discreta. Las casas de subastas, por otro lado, cobran una comisión mucho más alta. Esto incluye una comisión para el vendedor de alrededor del 15% y una comisión para el comprador  de alrededor del 10%. También, una venta en una casa de subastas es un evento público, revelando el comprador, el vendedor, y el precio de la pieza.
Otro lugar en el que puedes exhibir la venta es el internet. Los sitios cobran comisiones variables por vender tu arte, así que compara precios. Este mercado está creciendo rápidamente en popularidad, pero se cauteloso, y como con cualquier transacción financiera en línea, evita los sitios que no has investigado completamente. Cree en un servicio bien conocido y bien establecido.
Consejos a tomar en cuenta a la hora de revender:
Invertir en arte y revender tus obras no es para todo el mundo. Puede ser extremadamente lucrativo, pero no hay garantía de que la obra de arte que compraste se revalorice, así que a la hora de revender tal vez no tengas muchas ganancias. Informarse es la mejor forma que tienes para lograr cualquier tipo de éxito. Eso significa ir a museos, galeríassubastas, y hacer mucha investigación. También significa que no puedes permitirte el lujo de pensar emocionalmente. Sabemos que el acto de coleccionar arte puede ser muy emotivo a la hora de apreciarlo y disfrutarlo, pero hay que elegir con el ojo frío de un coleccionista y con la mente de un inversor a la hora de comprar y revender.



Para mucha gente, el mundo del arte no es sólo un pasatiempo o una inversión, es una pasión. Es una manera de abrir una puerta y perderse en hermosas obras de diferentes países, diferentes disciplinas y diferentes épocas. Muchos entusiastas consideran el arte como un registro histórico de la humanidad, así que abre la puerta y comienza tu maravilloso viaje.

Comentarios